Como somos

A los habitantes de San Sebastián se les denomina donostiarras. Amantes de la familia y de los amigos, los donostiarras gustan de la naturaleza y el mar, aunque también de la lluvia fina tan característica de la ciudad, denominada “sirimiri”.

Como en casi toda Europa, el fútbol es el deporte colectivo que despierta más interés. La Real Sociedad es el equipo más representativo de la ciudad. Sin embargo, otros deportes como la pelota vasca, el baloncesto, el hockey, el rugby o las regatas de “traineras” también hacen las delicias de los habitantes locales.

Idiomas: El castellano y el euskera. Emergencias: 112, común para toda la UE

En San Sebastián conviven dos idiomas oficiales: el castellano y el euskera. El castellano es conocido por todos los donostiarras. El euskera es el idioma autóctono del País Vasco.

Las señalizaciones en carreteras, aeropuertos, centros oficiales, etc. son generalmente bilingües. Muchos donostiarras conocen además el francés –por su proximidad a la frontera- o el inglés –que se enseña en las escuelas a nivel básico-. Existen en la ciudad números centros donde aprender castellano y euskera, tanto a nivel de gramática como de conversación.

Información sobre el castellano

Información sobre el euskera

 

Las cafeterías, pastelerías o panaderías, así como algunos bares, abren a las 8 ó 8.30 de la mañana, y sirven desayunos hasta las 10 ó 10.30 horas.

Los almuerzos se llevan a cabo normalmente a partir de las 13.00 horas, aunque los restaurantes y bares se llenan a partir de las 14.00 horas. En los domicilios privados, los donostiarras comen, en general, entre las 13.30 y las 15.00 horas.

En cuanto a las cenas, en los hogares se suele cenar hacia las 21.00 horas. En los bares y restaurantes se cena a partir de las 20.30 horas, aunque es común presentarse a cenar a las 21.30 ó 22 horas, sobre todo los fines de semana. Lascocinas de los restaurantes permanecen abiertasnormalmente hasta las 23.00 horas.

 

Los comercios donostiarras abren, en general, de lunes a sábado, y es frecuente que algunos cierren la mañana del lunes.

Su horario de apertura suele ir de 9 ó 10 a 13 ó 13.30 horas por las mañanas, y de 16 ó 17 a 19.30 ó 20 horas. Algunas tiendas muy concretas no cierran al mediodía.

Salvo alguna excepción, todos los comercios cierran los domingos y días festivos.

 

Bancos y cajas de ahorro abren a las 8.00 horas y cierran a las 14.00, aunque algunas entidades lo haces a las 15.00 horas. Algunas sucursales abren sus puertas los sábados por la mañana y algunos días por la tarde.

Los ciudadanos extranjeros, para abrir una cuenta corriente o una libreta de ahorro en España, tienen dos posibilidades.

Si la persona es residente, es suficiente con identificarse con el pasaporte o con la tarjeta de residente.

Si no es residente, se puede abrir una cuenta con el certificado de no-residente expedido por la Policía o por el consulado o con la acreditación de empadronamiento del ayuntamiento.

 

Generalmente, los cines y teatros comienzan sus funciones en horario de tarde o noche.

Los bares y pubs cierran entre las 12 de la noche y las 02.00 de la madrugada. Las discotecas suelen cerrar más tarde.

 

El Centro y la Parte Vieja son los barrios más populares para hacer compras o para disfrutar de actividades de ocio. Otros barrios, como Gros, Amara, El Antiguo o Egia, también ofrecen magníficas alternativas de ocio y cultura, playas y parques.

Por su parte, barrios como Martutene, Igeldo o Zubieta conservan su carácter de núcleos rurales cercanos al Donostia más urbano.

 

La permanente apuesta de la ciudad por el desarrollo sostenible y la protección del medio ambiente se refleja en los numerosos parques y jardines con los que cuenta.

Entre los parques destacan los de Cristina Enea, Miramon, Urgull, Ayete o Ulia, situados en las partes altas de la ciudad y en los que se puede disfrutar de la flora y la fauna autóctona.

Los jardines urbanos conservan el antiguo espíritu romántico de la ciudad. Entre ellos destacan los del parque del Palacio Miramar, Alderdi Eder, Ondarreta, el Paseo de Francia o la Plaza Gipuzkoa.

 

Si necesita alojamiento durante unos días, lo más indicado es consultar esta lista de establecimientos de agroturismo, albergues, hoteles y pensiones en la ciudad.

 

Donostia ofrece un agitado calendario festivo, que llena las calles de música y color. Es el momento de mezclarse entre la gente y vivir de primera mano el ambiente donostiarra.

Tamborrada: Es la principal fiesta de la ciudad, que se celebra el 20 de enero, día de San Sebastián.
 
Caldereros: Se celebran en febrero como preludio del carnaval.
 
Carnavales: Se celebran cuarenta días antes de la celebración de Semana Santa y las calles se llenan de originales disfraces.
 
Semana Grande: Se celebra en agosto, durante la semana del día 15 -la Asunción-. Entre las diversas actividades que se organizan destaca el Concurso Internacional de Fuegos Artificiales de San Sebastián.
 
31 de Agosto: Se recuerda el incendio que arrasó la ciudad en 1813, durante la Guerra de la Independencia, dejando en pie una sola calle, la más antigua de la ciudad: la calle 31 de Agosto, en la Parte Vieja.
 
Santo Tomás: El 21 de diciembre la feria de Santo Tomás rememora la época en la que los campesinos se acercaban a la ciudad a vender productos de la huerta y animales.
 

Cultos religiosos

Los donostiarras son mayoritariamente católicos aunque en la ciudad también pueden encontrarse templos protestantes, islámicos y ortodoxos.

Conocer gente

San Sebastián se caracteriza por tener una larga y fuerte tradición asociativa y participativa. Por este motivo, son numerosas las asociaciones y ONG que existen en la ciudad. En la ciudad existen organizaciones cuya actividad gira alrededor de los más variados temas sociales, culturales o deportivos.

Vivir con niños

Donostia, por sus propias características, es una ciudad particularmente agradable para vivir con niños. El tamaño de la urbe, su habitabilidad, la comodidad de sus accesos, su atención al medio ambiente, su apuesta por el uso de la bicicleta y su fuerte inversión en parques y zonas verdes, la hacen especialmente agradable para los más pequeños.

En la ciudad, y en todos los barrios de la misma, hay diseminados modernos parques infantiles que ofrecen los mayores niveles de seguridad para los más pequeños.

También en diferentes zonas de la capital pueden hallarse bibliotecas y ludotecas públicas destinadas a los niños y niñas.

Movilidad

Donostia ha apostado por la movilidad sostenible para construir una ciudad agradable para el peatón y que apuesta por medios de transporte alternativos al vehículo. La ciudad dispone de una amplia red de bidegorris –carriles exclusivos para bicicletas- y potencia el uso del transporte público.